Cumlouder al desnudo

Corría el año 1999 cuando el que sería creador de la productora, comenzó a estudiar ingeniería informática en la universidad. Se trata de Borja Mera, un asturiano que por aquel entonces vivía en casa de sus padres y ya experimentaba emocionado Internet en primera persona.

Pronto fue capaz de discernir con claridad las enormes oportunidades que la red ofrecía. Así, hipnotizado por el deseo de aprender a programar páginas web de forma autodidacta, devoraba libros HTML que encontraba en la biblioteca, dejando a su vez un poco arrinconados sus estudios.

En aquellos años, ingeniería informática era una carrera que pecaba de exceso teórico y falta de actualizaciones prácticas, se seguía estudiando sin tener en cuenta los nuevos avances en el campo virtual, cuya evolución se sucedía a ritmo vertiginoso. Borja supo estar ahí desde el principio y esto le llevó a crear su primera web, de temática musical, con la que ganó dinero en tan solo seis meses.

Esto sucedió porque recibió muchísimo más tráfico del que esperaba, y los anunciantes no tardaron en llamar a su puerta: el primer banner publicitario insertado en su página le hizo ganar 300.000 pesetas (1800€ de los de hoy). Borjan comprendió automáticamente cómo podía hacer dinero a través de la publicidad y el mundo de posibilidades que se le abría a través de esta vía.

El profundo conocimiento de los negocios online adquirido a través de los años, sumado a su dilatada experiencia, le llevaron finalmente a levantar de la nada Cumlouder en el año 2010. Él mismo considera que se trata de una empresa de Internet pura y dura, más que de entretenimiento para adultos.

Es decir, la visión del negocio se basa en el hecho de usar Internet no solamente como un canal de distribución, sino como medio para crear una marca, incluso estando fuera de la industria. Borja y su equipo jamás habían hecho películas X. Hoy conforman un equipo de 20 personas entre diseñadores y programadores, y facturan millones de euros al año desde Gijón.

¿Cómo ha sido posible esto? El fundador asegura que no importa el contenido, lo imprescindible es controlar a la perfección el funcionamiento de Internet, y cómo conseguir monetizar el negocio online, sea cual sea el producto o servicio que se ofrece.

En este sentido, la estrategia se basa en dos medios principales: el posicionamiento web y la generación de tráfico. De esta manera es como convierten las visitas en ingresos a través de la publicidad. Para ello, ofrecen contenido gratuito en la web. Es decir, regalan porno de calidad al visitante para conseguir más y más tráfico, estos usuarios son público objetivo de los anuncios que alojan sus páginas.

Borja afirma que ahora mismo este es el modelo a seguir, ya que el mercado español y latino no está tan acostumbrado a pagar por contenidos como el anglosajón. Asegura que las empresas que quieran sobrevivir y crecer en Internet deben comprender que la red no es solamente un medio de distribución, y que los cambios se producen a velocidad pasmosa y hay que estar al corriente de todo lo que ocurre en el universo online para adaptarse con éxito y no quedarse atrás.

Además de los ingresos por publicidad y webcams, Cumlouder ha trabajado mucho la diversificación de su marca. En realidad, España supone una parte pequeña de su porcentaje de negocio (con el sexto puesto en facturación), ya que dispone de marcas locales en otros países como Holanda, Brasil, Francia, Italia y Alemania.

El secreto de la viralización parece residir en una publicidad muy ligera y navegable. La usabilidad de la página es tan buena que hace que las visitas quieran regresar una y otra vez. El enfoque tecnológico parece ser el principal responsable de los triunfos cosechados por esta productora española que ya está a la cabeza de la industria del porno nacional.